A pesa de su ruptura el pasado mayo, Carla Barber y Diego Matamoros, siempre han hecho gala de la buena relación que mantienen desde entonces.

Después de pasar algunos días sin aclarar si eran pareja o no, la ruptura se confirmó. Ese buen rollo hizo pensar, incluso, que existía la posibilidad de haber retomado la relación. Y nada más lejos de la realidad. "Somos amigos", aclaró la médico especializada en cirugía estética.

Lo cierto es que, antes, Diego había felicitado a Carla por su 31 cumpleaños, subiendo una bonita imagen de los dos juntos y diciéndole: "¡Que sigas siendo tan maravillosa!".

Ejemplos de que, a pesar de la ruptura sentimental, había quedado una bonita relación de amistad, o, al menos, cariño entre ambos. Algo que no ha tenido por qué cambiar, aunque hay algo que sí ha llamado la atención.

Según la revista Semana, ambos habrían puesto fin a este buen rollo público que tenían y se han dejado de seguir en las redes sociales. Además, Diego Matamoros ha ido un paso más allá y ha borrado todas las fotografías que se tomaron durante su relación sentimental.

Acciones que llegan después de saberse que la canaria haya sumado un nuevo capítulo a su vida amorosa, pues este verano podría haber iniciado una nueva relación. Hace unos días, fue fotografiada recientemente en Marbella acompañada de un hombre desconocido. Y, tal y como se comprueba en las imágenes, ambos charlaron, se abrazaron e intercambiaron sonrisas cómplices y cariñosas.

Por su parte, el hijo de Kiko Matamoros dejó hace unos días a un lado a Carla Barber para recordar a su otra ex, Estela Grande: "Es importante en mi vida".

"A pesar de que no salieron las cosas como pensaba, mi boda fue el día más bonito que he vivido", confesó con cariño.