Lo bueno del subidón de la luz es que encarece la obra de Juan Ramón Jiménez. ¿Cuánto tendremos que pagar por el kilovatio hora de claridad de Moguer? El inventor del aire acondicionado, Willis Carrier -pido para él un poco de memoria democrática en defensa de su lucha abnegada por el bienestar social-, ha abierto el melón clasista del contador eléctrico. Como en el antiguo Egipto, sólo los faraones pueden permitirse abanicadores. Pedro los tiene en los medios, en los tribunales, en los pasillos... Y en Tezanos. Mientras el CIS le abanica, Sánchez puede destrozar España sin sudar mientras su Gobierno memorialista del cambio climático nos fríe. Bebed agua del búcaro y callad, que vamos a quitar la cruz del... Ver Más