Los contagios y muertes se disparan, mientras el oxígeno escasea y no hay vacunas suficientes. La mala gestión de la pandemia provoca el cese del ministro de Sanidad mientras el país, paralizado por la crisis política, pide ayuda internacional Leer