La operación internacional (en la que ha participado el FBI, Reino Unido y la Policía Nacional) se salda con el arresto de un ciudadano británico de 22 años. Además del presidente de EEUU, entre sus víctimas se encuentran Elon Musk, Apple y Uber, entre otros. Leer