El Tribunal Supremo se ha pronunciado por primera vez sobre la capacidad de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de prohibir las apuestas bajistas en Bolsa. Y lo ha hecho avalando al supervisor del mercado. En una sentencia publicada el pasado 7 de julio, la Sala de lo Contencioso rechaza el recurso de Renaissance Technologies, un hedge fund o fondo de alto riesgo, contra la multa que le puso la CNMV por incumplir el veto de aumentar su posición en corto en el capital de Liberbank.

Seguir leyendo

En qué consiste la operativa bajista

En 1949, la revista Fortune encargó al sociólogo Alfred W. Jones una investigación para intentar predecir el comportamiento del mercado de valores. Como parte de su estudio, Jones decidió combinar en un mismo fondo posiciones largas y cortas, es decir, apostar a un tiempo por la subida de la Bolsa y por su bajada. Nacían así los fondos de cobertura o hedge funds. Con el tiempo, este vehículo, que en su génesis intentaba proteger el patrimonio de los ahorradores de las oscilaciones del mercado, ha ido sofisticándose y desarrollando diferentes estrategias de inversión. Entre sus operaciones más especulativas están las ventas en corto. En líneas generales, esta estrategia consiste en lo siguiente: el gestor de un fondo cree que el valor en Bolsa de una compañía va a caer y quiere beneficiarse. Para lograrlo pide acciones prestadas de esa empresa a otro inversor durante un periodo de tiempo determinado y a cambio de una comisión, y las vende en el mercado con la idea de recomprarlas más tarde a un precio inferior, devolvérselas a su dueño y apuntarse la plusvalía.